Guía para mejorar la fermentación del té con humidificación.

La oxidación es el proceso que crea las teaflavinas y las tearubiginas en el té que le dan al producto final su sabor, fuerza y ​​color. Es una etapa esencial en la producción de algunos tés, como el negro y el Oolong, y se evita en otros, como el verde y el amarillo.
El proceso químico de oxidación comienza durante el marchitamiento y continúa en diversos grados a lo largo de las etapas posteriores de producción del té. La etapa principal relacionada con el desarrollo de las características del té a través de la oxidación ocurre en el área de fermentación. Es aquí donde el ambiente se controla para controlar el proceso de oxidación a través de la ventilación, el control de la temperatura y la humedad.
Estos factores se combinan con la exposición al aire de las hojas oxidantes del té, o dhool como se le conoce, que determinan en gran medida las características finales del té.
El nivel de humedad en una hoja marchita tiene un impacto directo en el proceso de oxidación, ya que la humedad actúa como un catalizador para la reacción química. Por lo tanto, cualquier reducción en el nivel de humedad del dhool a través del secado al aire inhibirá la oxidación y afectará el licor y la calidad del té. Esto se traduce en un menor valor de mercado y una fábrica de té menos rentable.
Por lo tanto, el objetivo del control de la humedad en una sala de fermentación de té es prevenir la pérdida de humedad del dhool manteniendo un estado de equilibrio de humedad entre el aire y el té.
Mejorar la forma en que se maneja la humedad es una manera rápida y confiable de mejorar la productividad de una fábrica de té, pero hacerlo bien no es fácil. El nivel de humedad necesario es un entorno extremo que no se puede mantener constantemente sin un equipo especializado y un conocimiento experto.
Al seguir esta guía de 10 puntos para la humidificación de la fábrica de té, podrá mejorar la atmósfera de su sala de fermentación y lograr una humedad más óptima para mejorar la productividad.
Si desea una copia por favor solicítela llenando los datos.

Guía de 10 puntos para reducir las pérdidas de peso por enfriamiento  mediante humidificación

Las pérdidas de peso por evaporación de las durante el enfriamiento primario pueden representar entre el 1.5-3% del peso total del producto. Esto tiene un impacto significativo en la rentabilidad de una operación.

La humedad de la cámara frigorífica ha sido ampliamente aceptada por tener un gran impacto en las pérdidas por evaporación, pero el manejo de los niveles de humedad en un ambiente tan frío es complejo.

Como líder mundial en tecnología y experiencia en humidificación, Condair ha desarrollado una estrategia de humidificación que controla con éxito la humedad del aire dentro de un área de refrigeración. Al mantener una alta humedad del aire, las pérdidas por evaporación se pueden reducir al 1%.

Este documento presenta una guía de introducción de 10 puntos para los administradores de mataderos sobre cómo humidificar correctamente una area de refrigeración.

Si desea una copia por favor solicítela llenando los datos.

Guía de 10 puntos para el control de humedad en la fabricación de textiles

Cada producto textil se ve afectado por la humedad relativa del ambiente en el que se produce, particularmente las fibras naturales.

La baja humedad del aire puede secar una fibra causando que su contenido de humedad interno baje. Si este contenido de humedad cae por debajo del nivel óptimo durante el procesamiento, un fabricante puede experimentar una caída en la productividad por varias razones.

A medida que las fibras se secan, su resistencia a la tracción disminuye, se vuelven menos flexibles, más delgadas y más frágiles. Si una fibra o hilo se rompe mientras se procesa, la maquinaria textil debe ser habilitada manualmente, lo que lleva a un tiempo de inactividad y una eficiencia reducida.

Durante el tejido, cada vez que una máquina necesita ser habilitada, se producen marcas de tope de telar, dando como resultado un hilo de menor calidad. Las fibras más secas durante el hilado causan un adelgazamiento del hilo y una menor resistencia. Todo esto contribuye a un valor de mercado reducido para el textil.

Además de deteriorar la calidad, la baja humedad durante la producción también reducirá directamente el rendimiento. Una evaporación del 4% del contenido de humedad interna de un textil requiere que se fabrique un 4% más de producto para cumplir con el peso de producción requerido. Como las fibras secas son más propensas a desprenderse, esto reduce el rendimiento. Ambos factores contribuyen a que un fabricante de textiles requiera más materia prima, energía y mano de obra para satisfacer un pedido, lo que aumenta los gastos generales y reduce las ganancias. Al humedecer correctamente una instalación de producción textil, se optimiza el rendimiento del producto y se mejora la calidad.

Como líder mundial en tecnología de humidificación, Condair ha desarrollado estrategias de humidificación exitosas para fabricantes de textiles en todo el mundo. Este documento presenta una guía de introducción de 10 puntos para los gerentes de producción que buscan mejorar la rentabilidad de su fábrica con una humedad mejorada.

Si desea una copia por favor solicítela llenando los datos.

La importancia del agua para el papel, la impresión y el embalaje.

Los tres elementos: agua, aire y calor. 
Durante muchos años, la industria de la impresión se ha caracterizado por guerras de precios y sobre capacidades. La rentabilidad es, por lo tanto, más importante que nunca como un medio para asegurar la fortaleza competitiva. La optimización de la producción, los procesos y las condiciones de operación, junto con la moderna tecnología de construcción, son las claves del éxito. Y el agua juega su papel como factor de producción: ¡para plantas y materias primas!.

Humedad optima.

Cuando se trabaja con materiales higroscópicos (es decir, aquellos capaces de absorber humedad), la humedad debe ser mantenida constante y uniformemente en la mayoría de los procesos de producción y de impresión. En la industria de impresión una humedad del 50–60% es ideal para la habitación, con temperaturas de 20-22 °C. El aire demasiado seco causará cambios en los materiales, se generará acumulación de carga electrostática., se producirá un aumento de polvo y riesgos para la salud que afectan a la mucosa, membranas, ojos y piel. Un clima controlado con humedad óptima asegura la calidad, mayor producción, mejor velocidad de trabajo y menos interrupciones en el proceso.

Si desea una copia por favor solicítela llenando los datos.


También puede estar interesado en:

Humidificación para mataderos

Reducción a menos del 1% de pérdida de peso durante el enfriado de la carne.

Lee mas...

JetSpray reduce la pérdida de peso de las reses

El humidificador de Condair JetSpray está ayudando a los especialistas de los equipos de mataderos, GM Steel, a reducir la pérdida de humedad de las …

Lee mas...

Humidificador spray JetSpray de aire comprimido y agua

Funcionamiento sólido y confiable sin necesidad e usar agua RO. El aire comprimido asegura una rápida evaporación sin riesgo de goteos.

Lee mas...